¿Qué pasa cuando aceptamos las cookies?

¿Por qué después de buscar los vuelos de nuestras vacaciones por Internet nos salen un montón de anuncios de los mejores destinos por todas las páginas web donde navegamos?

¿Es arte de brujería? ¿Nos están espiando?

La respuesta a todas estas preguntas que nos hacemos cuando nos sentimos bombardeados por anuncios en la web (anuncios que además coinciden con nuestros gustos), tiene un nombre. Un nombre, que por cierto, a todos nos encanta: cookies.

Y allí empiezan todas nuestras dudas. Después de haber oído por todas partes esta palabra. Cookies. ¿Qué son exactamente? ¿Por qué debo aceptarlas? ¿Estoy dejando al descubierto mi privacidad en Internet? ¿Es peligroso?

En este post queremos que nos dejemos de sentir espiados cuando navegamos por Internet, y empecemos a ser más conscientes de qué es lo que pasa exactamente. Ready?

¿Qué son las cookies?

Las cookies son archivos de texto creados desde el servidor de un sitio web (emisor) que se envían a distintos navegadores (receptor). Una vez estos pequeños archivos se instalan en el navegador, se encargan de recoger información sobre el comportamiento del usuario cuando está navegando en el sitio web de dicho servidor.

marketing digital

Ya que la cookie ha guardado los datos de comportamiento del usuario, cuando este se vuelve a conectar a la web, el servidor le pide información con el objetivo de que el usuario pueda visitar el sitio web de la forma más personalizada posible.

En conclusión, al recoger la información de navegación y comportamiento del usuario, las cookies se encargan de hacerle la vida más fácil cuando está en la página web. Con estos ejemplos seguro que te será más fácil de entender:

Recuerdan el usuario y contraseña en una web.

Por ejemplo, si tuviéramos que poner nuestra identificación para poder entrar cada vez a nuestras redes sociales desde el mismo dispositivo, sería una acción bastante repetitiva. Con las cookies podemos acceder a las páginas web que requieren usuario y contraseña de forma más rápida y fácil.

Detectan tu idioma.

Cuando nos conectamos a una página web que dispone de varios idiomas, tenemos la opción de escoger el que queramos. Una vez hemos escogido nuestra preferencia, ya no es necesario que lo volvamos a marcar cuando nos volvamos a conectar.

Laptop on a wooden desk

Muestran la publicidad según tus intereses.

Así es. La respuesta a todas nuestras dudas sobre quién es el/la que nos espía cuando navegamos y nos pone anuncios de la misma camiseta que habíamos estado mirando minutos antes en un ecommerce. ¡Son nuestras queridas cookies! Al menos, no vamos a tener publicidad de algo que esté totalmente fuera de nuestros intereses.

Guardan los productos que queremos comprar en el carrito de un ecommerce.

Pues sí. El famoso carrito que tenemos cuando compramos por internet, lo tenemos gracias a las cookies que se encargan de acordarse de toda nuestra gran lista de la compra.

Nos ayudan a obtener información de nuestra página web.

Para todas aquellas personas profesionales que disponen de un sitio web, las cookies son sus grandes aliadas. Ellas se encargan de analizar qué tipo de usuario se conecta en la web, cuáles son sus intereses, cómo navega… Todo esto y mucho más para mejorar día a día la experiencia de los que entran en nuestro negocio online.

Comparten contenido en las redes sociales.

Si queréis compartir este post en las redes sociales, lo podréis hacer también gracias a nuestras amigas cookies. 😏😏😏

Recuerdan nuestras preferencias en una web.

No solo el idioma o las contraseñas, hay muchas más cosas que las cookies pueden hacer para nosotros cuando nos conectamos a una página web más de una vez. Y eso es lo que hace que nuestra navegación sea mucho más fácil.

marketing digital

¿Debemos aceptarlas?

Ante todo, debemos tener claro que la ley obliga a todo aquel que tenga cookies en su web a informar claramente y completamente al usuario de la existencia de estas. Por lo tanto, las cookies se pueden eliminar, aceptar o bloquear configurándolo en nuestro navegador.

Aceptar o no aceptar las cookies en ciertas páginas tiene su precio. Por ejemplo, si no aceptamos las cookies, en algunas páginas es probable que no podamos navegar con total normalidad o acceder a cierta información que nos interese en esa web.

Sea la que sea nuestra decisión, se recomienda que se consulte la política de cookies de cada web que visitamos para poder considerar si afecta o no a nuestra privacidad y configurar nuestro navegador según la decisión que tomemos.

 

IT LAB

By |2018-11-28T10:59:49+00:0028 noviembre, 2018|noticias|